El mes pasado compartí una charla en el III Congreso Internacional en Gerencia de Proyectos en Cali. Uno de los temas que abordamos fue el coeficiente tecnológico en proyectos (PMTQ), un concepto publicado en Pulse of the Profession de 2019, ‘El futuro del trabajo’.

El PMTQ, de acuerdo a Project Management Institute (PMI), “es la capacidad de una persona para adaptarse, dirigir e integrar tecnología según las necesidades de la organización o el proyecto”. Esta es una habilidad organizacional para adaptarse y adoptar dinámicas, principalmente digitales y que, en muchos casos, requieren modificar la cultura y la estrategia corporativa.

En este documento se destacan tres características claves para un PMTQ alto: 

Curiosidad constante: se debe tener una “mente abierta y una buena dosis de escepticismo, sabe cuándo integrar prácticas emergentes”. 

Liderazgo inclusivo: gestión de equipos multidisciplinarios (incluso robots), no jerárquicos y multigeneracionales. Un liderazgo que promueve la formación de embajadores digitales. 

Una reserva de talento preparada para el futuro: no solo basta con contar con colaboradores con las competencias necesarias para hoy, hay que desarrollar, junto a ellos, las habilidades necesarias para el futuro. 

¿Cómo gestionan su coeficiente tecnológico las empresas innovadoras?

Pulse of the Profession de 2019 comparó empresas innovadoras y rezagadas en el coeficiente tecnológico de gestión de proyectos. Se centró, principalmente, en cuantificar el nivel de prioridad que tienen esas compañías para elementos fundamentales como el desarrollo de habilidades, la capacitación, la gestión del cambio, los procesos de reconocimiento y la transferencia de conocimientos, entre otros:

¿Retos tecnológicos? invierte en las personas

Por ejemplo, la priorización del desarrollo de habilidades técnicas en organizaciones innovadoras tiene un 82% de importancia, mientras que en organizaciones rezagadas sólo alcanza un 9%. 

Sin duda, desarrollar a las personas es el asunto más importante en cuanto a innovación, tecnología y digitalización. Hay brechas grandes por cerrar y un gran reto para, verdaderamente, poner en el centro de las empresas a las personas: colaboradores, clientes y comunidad. 

En Citi Plus 2019, espacio organizado por la Gobernación del Valle del Cauca, Catalina Rengifo, directora de asuntos gubernamentales y regulatorios para IBM Sudamérica, lo expuso muy claro: “Primero la gente, luego los procesos y sólo después la tecnología”.

Si quieres descargar la publicación completa de The Pulse of the Profession 2019, ‘El futuro del trabajo’ haz clic aquí:

Pulse of the Profession 2019 El Futuro del Trabajo

_ _ _
Espero que esta entrada te sea de mucha utilidad. Para ver otros artículos, puedes visitar la página inicial del blog Función C; Comunicación, Cambio y Cultura, haciendo clic aquí

Te invito a que comentes, compartas y reproduzcas esta nota: